loading




Un diseñador sobrevive 120 h. frente al ordenador, a base de cafés y panettone

Desde hace varios días F.L., diseñador gráfico de 30 años, no ha perdido de vista, ni un solo segundo, la pantalla de su ordenador. F., que trabaja en la agencia de marketing Puraenvidia desde hace 5 años, no es la primera vez que muestra un comportamiento extraño ante sus compañeros. La peculiaridad de este caso, según fuentes cercanas a la agencia, reside en que el diseñador haya decidido no pronunciar palabra alguna mientras ejecuta su trabajo.

“A pesar de nuestros numerosos esfuerzos por llamar su atención y conseguir que muestre algún signo de cordura, ni siquiera hemos logrado que parpadee”, confiesa Antonio Cabello, director de la agencia Puraenvidia.

Todo comenzó el pasado viernes 23, en torno a las 13:00 horas, cuando F. recibió un encargo por parte de uno de los clientes habituales de la agencia. A priori, el proyecto no debía suponer mayor dificultad para el diseñador experto pero, un par de horas más tarde, sus compañeros comenzaron a notar que algo inusual estaba pasando. A la hora de la comida, F. sólo pedía café y panettone, un bollo hecho con una masa de tipo brioche, pasas y frutas confitadas. Desde aquel momento, hasta hoy, no ha probado otro tipo de alimento.

Sobrevivir a base de Panetone y café

Su familia y amigos aseguran sentirse realmente superados por la situación. Ni siquiera en Nochebuena el diseñador se despegó del ordenador, y sus allegados se vieron obligados a cenar a su alrededor en las oficinas de Puraenvidia. Por motivos de seguridad y, a petición de sus familiares, hemos decidido no desvelar el nombre del trabajador. Rogamos vigilen sus correos por si reciben algún mensaje online con firma F.L., pues se baraja la posibilidad de que el diseñador decida comunicarse, en algún momento, con el exterior mediante correo electrónico o chat.